Documentos para vender una vivienda

26 | 03 | 2015
Consells
Legislació

En la venta de una vivienda, se mezclan temas económicos, sentimentales y emocionales. Además, es un proceso burocrático en el que necesitas muchos y variados documentos. De todo lo que te hace falta, en Finques Feliu vamos a explicarte los que son obligatorios, los necesarios y los prescindibles. ¡Para que te dejes de preocupar!

 

En un primer resumen, se pueden establecer los siguientes documentos obligatorios para vender una vivienda:

 

  •  El título de la propiedad (escritura).
  • La certificación de gastos de la comunidad de propietarios.
  • El último recibo del Impuesto de Bienes Imnmuebles (IBI).
  • Los Documentos Nacionales de Identidad (DNI) de comprador y vendedor.
  • El vendedor debe avisar si es necesario cancelar alguna hipoteca previa.
  • El comprador ha de indicar si va a solicitar financiación.

 

En algunas comunidades autónomas, como Cataluña,también exigen disponer de la cédula de habitabilidad y los estatutos de la comunidad de propietarios en el momento de transmitir una propiedad.

 

 

Qué documentos hacen falta antes y después de la escritura

 

Aunque no es obligatorio, muchas veces antes de la escritura se firma un contrato privado entre el comprador y el vendedor. El objetivo es asegurar la operación. Tampoco es obligatoria la escritura antes de la venta, pero es aconsejable. ¿Sabes por qué?

 

  • El valor jurídico que otorga es superior al del contrato privado.
  • La mediación del notario le da más seguridad y eficacia a la operación de compraventa de la vivienda.
  • La escritura se convierte en el documento más adecuado para inscribir la vivienda de forma oficial en el Registro de la Propiedad.

 

Como vendedor…

 

El comprador de la vivienda, antes de comprarla te puede exigir una serie de documentos con los que estar más seguro para realizar la operación:

 

  • Certificado de las derramas pendientes en la comunidad de propietarios.
  • Plano de la vivienda.
  • Últimos recibos pagados de los suministros de agua, gas y luz.
  • Garantías de la vivienda (un seguro sobre los desperfectos de la vivienda que es necesario para inscribirla en el Registro de la Propiedad).

 

Consecuencias fiscales

 

En el momento de vender la vivienda, plantéate las repercusiones fiscales que conlleva hacerlo. El Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas (IRPF) varía si es una vivienda habitual, usada, un local comercial, una finca urbana o rústica. Desde el momento que compraste el inmueble hasta que lo vendes, existe un cambio de valoración de los terrenos. Es un impuesto que se llama plusvalía y que también tienes que tener en cuenta.

 

Si estás pensando en vender tu vivienda, ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos en todo lo qué necesites.